Qué es la Escuela Austriaca

La Escuela Austriaca es una escuela humanista y multidisciplinar

que desarrolla sus aportaciones teóricas partiendo del ser humano; es decir, de los hombres y mujeres tal y como son en realidad. Por tanto, no se centra en un estereotipo, una especie de ser robotizado, ese homo economicus maximizador de beneficios, que es el protagonista de los modelos matemáticos de las diferentes versiones de la Escuela Neoclásica (desde los neokeynesianos a los teóricos de la Escuela de Chicago).

Según los austriacos, el protagonista de todos los fenómenos sociales es el empresario, entendido como el ser humano dotado de una innata capacidad, a la vez creativa y coordinadora, para descubrir los fines que le merecen la pena y actuar para alcanzarlos.

Los austriacos conciben la sociedad como un orden espontáneo: es decir, como un proceso competitivo, que jamás se encuentra en equilibrio y que no puede ser diseñado ni controlado centralizadamente por nadie.

Finalmente, la Escuela Austriaca es la Escuela liberal de economía por antonomasia, pues es la que mejor explica cómo la intervención del Estado y la coacción institucional sobre la función empresarial perturban gravemente el proceso social de creatividad y coordinación.

El humanismo, la función empresarial, la concepción dinámica del mercado y el liberalismo son las cuatro notas diferenciadoras de la corriente de investigación económica que representa la Escuela Austriaca.